Consultas y hospitalización

La consulta médica para nuestras mascotas es de vital importancia cuando esta presenta algún signo que delate que cursa una enfermedad o padecimiento, es mediante la consulta que podemos inclinarnos a dar una respuesta sobre qué es lo que le está sucediendo al paciente, una consulta consta de varios pasos que no podemos ignorar para dar de manera rápida y certera con el diagnostico, desde los datos, pasando por la historia clínica y realizando el examen físico es como nos daremos una idea de que hay que hacer para ayudar a nuestra mascota. Bajo cita previa atenderemos a su mascota de la manera más profesional y cercana posible.

Hospitalización:

Hay muchas mascotas que necesitan ser hospitalizadas para tratar adecuadamente su problema. Nuestro equipo de hospitalización está disponible las 24 horas, los 365 días del año.

Algunas situaciones haituales que requieren hospitalización son:
  • Recuperación tras cualquier intervención quirúrgica

  • Tratamiento de heridas o traumatismos complejos

  • Control del dolor postoperatorio

  • Realización de algunas pruebas de laboratorio (curvas de glucosa, etc.)

  • Valoración de la evolución de algunas enfermedades

  • Administración de algunos tratamientos que no se pueden hacer en el domicilio (fluidoterapia, tratamientos intravenosos, oxigenoterapia, etc.)

Nuestro equipo de hospitalización está disponible las 24 horas, los 365 días del año.

Cuidados Intensivos:

En ocasiones, es necesaria la hospitalización en condiciones de monitorización muy estricta y supervisión veterinaria constante. Es el caso de pacientes que salen de una cirugía mayor complicada o que sufren una enfermedad no quirúrgica que pone en peligro su vida. En nuestra clínica disponemos de los profesionales y los equipos necesarios para ofrecer la mejor atención a estos pacientes.

Algunos ejemplos de situaciones que requieren cuidados intensivos son:
  • Problemas neurológicos graves (crisis convulsivas descontroladas, etc.)

  • Insuficiencia renal grave

  • Pancreatitis grave

  • Diabetes descompensada

  • Politraumatismos (atropellos, caídas graves)

  • Problemas oftalmológicos que requieran tratamiento intensivo

  • Postoperatorios de cirugías mayores complicadas (torsiones de estómago, extirpación de algunos tumores)